Posteado por: A.F.A.G. | 7 octubre 2010

CONFIRMADA POR EL TRIBUNAL SUPREMO LA NULIDAD DE PLENO DERECHO DEL ACUERDO REGULADOR 2004-2007

La Asociación de Funcionarios del Ayuntamiento de Gijón interpuso recurso contencioso administrativo contra el Acuerdo-Convenio regulador de las condiciones de trabajo de los empleados públicos municipales para el período 2004-2007, aprobado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Gijón mediante acuerdos de 25 de febrero y 1 de marzo de 2004. Dicho recurso contencioso-administrativo se tramitó ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias con el número de autos 340/2004. Durante su tramitación, la Sala dictó Auto de fecha 28 de julio de 2004 que resolvió el incidente de medidas cautelares presentado, negando la suspensión total del Acuerdo-Convenio pero aceptando la suspensión de determinados artículos del mismo. Ello dio lugar a una virulenta reacción de los sindicatos firmantes (UGT, CCOO y SIPLA), alentada por el Ayuntamiento de Gijón, que llegaron incluso a realizar una concentración en la plaza mayor. El fracaso de tales reacciones quedó reflejado en la prensa y por tanto existe constancia del mismo en las hemerotecas. No obstante, queremos recordaros ahora aquellos momentos y, en este sentido, más abajo podéis acceder al escrito de la “AFAG” que se repartió por la Casa Consistorial, donde se denunciaba la hipocresía de los sindicatos firmantes.  También “USO funcionarios” criticó tal hipocresía, y otros sindicatos como “CSI” también repartieron sus escritos navegando en las procelosas aguas de la negociación.

Convocatoria manifestación contra AFAG

Respuesta AFAG

Escrito USO

Escrito CSI

Finalmente, por Sentencia de fecha 22 de marzo de 2007, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias dictó sentencia en la que resolvió estimar el recurso interpuesto por la “AFAG” y declarar la nulidad de todo el Acuerdo-Convenio recurrido. Contra dicha sentencia anunciaron la interposición del recurso de casación tanto el Ayuntamiento de Gijón como los sindicatos UGT y SIPLA (Sindicato Independiente de la Policía Local de Asturias), descolgándose en ese momento CCOO.  Ulteriormente, ya en la fase procesal de interposición del recurso, se descolgó el SIPLA, quedando como únicos recurrentes el Ayuntamiento de Gijón y la UGT.  Anunció públicamente la interposición del recurso contra la sentencia el entonces concejal delegado en materia de personal y hoy concejal de urbanismo, don Pedro Sanjurjo, quien manifestó sin cortarse un pelo la resolución que en su día dictase el Tribunal Supremo carecería de relevancia porque para entonces ya habría un nuevo acuerdo. ¡Toda una declaración de principios!.

Ahora, más de tres años después y con los responsables de la firma de dicho acuerdo intentando que se extienda un manto de silencio sobre el asunto, la Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo de fecha 13 de septiembre de 2010, desestima todas las pretensiones que los recurrentes habían planteado, confirmando íntegramente la sentencia de instancia.

Definitivamente el Acuerdo-Convenio 2004-2007 que se había pergeñado en el patio de monipodio municipal en que se habían convertido los órganos de negociación de las condiciones de trabajo de los funcionarios municipales, ha sido definitivamente declarado como nulo de pleno Derecho. El modelo de función pública del Ayuntamiento de Gijón, a la vanguardia de la innovación, según la verborrea sin sentido del concejal de turno y sindicatos firmantes, no ha sido refrendado por el Alto Tribunal. Y no es de extrañar, pues se trata de un modelo de función pública a la que le resulta insoportable la meritocracia, sustituida en su lugar por la dedocracia, donde los escogidos que llegan a esta Administración no aportan ningún valor añadido, y en su proceder laboral tienen como guía durante su permanencia en la institución, la máxima atribuida al premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 1996, Indro Montanelli, en el sentido de que “Los listos viven de los tontos y los tontos de su trabajo”.  En el Ayuntamiento de Gijón, Acuerdos como el anulado permiten que la racionalización y eficacia en los gastos de personal brillen por su ausencia, y facilitan lo importante para los firmantes, que no es más que colocar al amigo, pariente o correligionario teniendo en cuenta siempre que la jerarquía tiene poco que ver con la capacidad.  Al inflar innecesariamente de mano inútil los escalafones, los sustanciosos e inmerecidos sueldos de los nombramientos políticos de turno se sufragan con la reducción del nuestro. Quienes los padecemos y únicamente vivimos de nuestro trabajo, bien lo sabemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: