Posteado por: A.F.A.G. | 28 enero 2009

AYUNTÁNAMO

Guantánamo

La  Gran Ciudad de Gijón tiene su agujero negro, su propio Guantánamo, un espacio delimitado donde cuestiones que son clasificadas como de “gestión interna”, quedan al margen de toda legalidad.  En la AFAG ya se sabía, pero ahora hemos visto que esta doctrina de los neoprogs asentados en la Administración municipal ha salido al exterior como argumento que justifique su arbitrariedad, y pretenden y piden en los Tribunales de justicia que estas conductas de “gestión interna” queden impunes.  Esto se ha sabido con ocasión de las diligencias previas que se siguen contra el Director General de Servicios de la Gran Ciudad de Gijón, con motivo de la denuncia presentada por la AFAG con ocasión del desalojo de su local sindical (situación ésta de la que nos hemos hecho eco en dos post anteriores, los que llevan por título “Sin techo – Nos echan del local”).

Así es, con ocasión de las diligencias abiertas por la denuncia presentada contra el Director General de Servicios, por el lanzamiento de la AFAG del  local sindical que tenía en el edificio de la Policía Local, el Juzgado de Instrucción nº 4 de los de Gijón, solicitó del Ayuntamiento de Gijón informe sobre los hechos objeto de la denuncia, y en concreto de la intervención que había tenido el denunciado.  A este requerimiento contestó el Ayuntamiento de Gijón mediante informe que firma el concejal de Coordinación Administrativa y Hacienda (ver el informe), en el que pretende refundar las teorías que defendían, en el ejercicio del poder por la Administración, parcelas inmunes del control judicial.  Con un cinismo desvergonzado sostiene que los actos de “gestión interna” se rigen por la ley del más fuerte, y sorprendentemente el Fiscal utiliza la expresión como una más de sus razones para renunciar a formular escrito de acusación (ver el informe del Fiscal).  A su vez el Juzgado de Instrucción dicta Auto en el que acuerda el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa. Adjuntamos como documentos el  Informe del concejal y auto de archivo

Naturalmente, se ha recurrido el citado Auto en Reforma y subsidiariamente en Apelación (ver el recurso: Recurso de reforma y subsidiario de apelación.), pues también nosotros necesitamos urgentemente una sentencia tipo de la recaída en el caso Boumediene versus Bush que deje bien claro que los actos de “gestión interna” están sometidos a la Ley.  Sin duda el mayor problema que tenemos es que estamos en Gijón, Asturias y queda lejos de USA.  A lo mejor tenemos Ayuntánamo para rato.

Anuncios

Responses

  1. Para que luego los jueces se quejen y vayan a la huelga en protesta por “injerencias políticas”. Tienen lo que se merecen, porque cada vez que hay un asunto con una mínima trascendencia política la experiencia y los precedentes nos dicen que los valerosos guardianes de la ley y el orden se apresuran a inclinar la cerviz ante la bota del poder.
    ¡Lamentable!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: